Pieza maleable de lectura abierta para dos bailarines y una cuerda.

Pieza corta de estructuras abiertas en el que el “viaje” entre una cosa y otras es más importante que los puntos de partida y de llegada.

Se parte de la exploración de los sonidos que habitan entre las palabras cuando hablamos, descubriendo en ellos un nuevo nivel de significado, convirtiéndose éstos, junto con una cuerda como único elemento escénico, en el impulso de movimiento para los intérpretes. La pieza cobra lecturas de gran potencia que tocan fibras de profunda humanidad en cada espectador.

Interpretación: Tatiana Zugazagoitia y Tomás Gómez o Oscar Sánchez

Idea Original: Tatiana Zugazagoitia/Sebastian Castagna

Música/ diseño sonora: Sebastian Castagna

Movimiento escénico: Tatiana Zugazagoitia

Diseño de Iluminación: Christian Rivero

Fotografía: Atocha Crespo, David Robertson Cebello, Gloria Minauro, Luis Valdes Grabaluz, Maru Fitzmaurice y Benoit Lecointe.

Prensa:

La importancia del silencio tiene presencia, y mucha, no solo en la literatura y en la música, también en la escena contemporánea… Así en “Entre Palabras”, el cuerpo de Tatiana reacciona a los sonidos propuestos por Sebastian Castagna. La lectura de la expresión corporal de Tatiana es lo que construye la narrativa, insertada desde luego, en lo teatral, ese espacio ahora efímero al que se nos invita a ser partícipes. Su cuerpo ejerce la doble cualidad de ser sonido y silencio. Sus extremidades gritan y el resto de su cuerpo (suave, flexible, relajado) fluye.

Diario de Yucatán
Patricia Garma
24 septiembre 2011